lunes, 28 de mayo de 2007

He tenido una hija punkie...




La cosa empezó muy mal, la niña tiene caráter y cuando arranca a llorar temblaria hasta el Dalai Lama. Pero lo único que pasaba es que le vino el hambre antes de tiempo, a las 30 horas se estaba hincando un biberón. A partir de ahí la paz, comer y dormir. Es una princesa fantástica...
Y su madre se está recuperando a una velocidad fantástica y entregada de un modo instintivo al cuidado de la niña. Es un espectáculo maravilloso... Os dejo, me voy a disfrutarlo... ;-)

2 comentarios:

Sindon dijo...

Nene: ¡vaya niñita más guapa y despeinada!! ¿A quién se parecerá? Estamos la Regi y yo sacando conclusiones pero aún no nos atrevemos, aunque la Regi adelanta que se parece a tí. El tiempo lo dirá. Nos alegramos enormemente de que madre e hija se encuentren en plena forma. Dales un beso a ambas. Desde Costa Rica.
Regi y Sindon.

codex dijo...

Gracias Sindon,
Espero que acabeis de disfrutar esos dias que os quedan en el paraiso tropical... Y que pronto esteis de regreso para acabar de perfilar a quien se parece... besos y abrazos..